Inicio Empresas Comercio
PDF Imprimir Mail

SEGURO MULTIRRIESGO DE COMERCIO

 

El multirriesgo de comercio cubre las necesidades de protección de los daños que pueda sufrir su negocio así como la responsabilidad civil exigible a los socios y empleados del mismo, las posible pérdida patrimoniales llegados el caso de un siniestro, y toda una serie de servicios de aistencia.

Puede encontrar toda una serie de definiciones y recomendaciones en nuestra web para guiarle sobre los elementos fundamentales que ha de saber al contratar una póliza multirriesgo para su negocio.

Si lo desea puede solicitarnos proyectos para su comercio rellenando los datos necesarios para ofrecerle una cotización que encontrará en nuestra Solicitud de datos para cotizaciones de hogar.

Definiciones y recomendaciones

1.- Definicionescomercio - ca

Mediante la contratación de un seguro de comercio, se garantiza al asegurado el pago de una indemnización hasta los límites fijados en la póliza, en caso de producirse un daño relacionado con su negocio y ocasionado por alguna de las causas descritas en la póliza.

Con carácter general, se entiende por Continente los elementos que componen la estructura básica fija de su comercio (paredes, muros, suelo, techos, puertas, ventanas, vallas, etc.), así como aquellos bienes que están unidos a la estructura del local (aire acondicionado, calefacción, etc.). En caso de ser de su propiedad se asegurarían por su valor total. Si fuera un local alquilado podría asegurarse a valor total (si así lo exige el contrato de alquiler), sólo las obras de reforma que Vd. hubiera efectuado o bien a primer riesgo con una cantidad a tanto alzado que se fijase sin tener en cuenta el valor global del inmueble.

Por ajuar se entiende los elementos que conforman el material de enseres y bienes para la realización de la actividad (mesas, sillas, mostradores, estanterías, etc.) y que no están encaminados a la venta.

El resto de bienes muebles para la venta dentro de la delimitación de la actividad asegurada se denomina mercancías. Esta última puede asegurarse de varias formas dependiendo de la actividad, temporalidad o fluctuación no estacional que sufran las mismas, así podremos asegurar sólo las mercancías fijas (aquellas cuya cuantía no varía significativamente durante el año), las mercancías temporales (exceso sobre las mercancías fijas en periodos determinados del año) o mercancías flotantes (exceso sobre las mercancías fijas declarados por periodos de tiempo predefinidos -mensual, bimensual o trimestral-).

2.- Coberturas habituales:

- Obligatorias: Dentro de este paquete se suelen incluir las garantías básicas, tales como incendio, explosión, daños por humo, impacto de elementos exteriores o los daños atmosféricos. Este es un paquete de mínimos de contratación obligatoria que suele incluir la asistencia al comercio y la protección jurídica en la mayor parte de las compañías.

- Voluntarias: Son un conjunto de garantías y capitales complementarios que son de libre contratación:

  • Daños por agua
  • Robo y expoliación
  • Rotura de cristales, letreros y rótulos
  • Avería de maquinaria / equipos electrónicos
  • Podredumbre de bienes
  • Restauración estética
  • Lucro cesante, pérdida de beneficios o pérdida de alquileres
  • Responsabilidad Civil
    • Inmobiliaria / locativa
    • Explotación o de la actividad
    • Post-trabajos / Productos
    • Trabajos en el exterior
  • Accidentes de convenio
  • Protección jurídica
  • Asistencia

3.- Recomendaciones:

- Exija, una clara delimitación de las coberturas y capitales en su póliza para evitar interpretaciones llegado el caso de siniestro. Son pólizas muy configurables y que se pueden adaptar a las necesidades del asegurado con mucha facilidad por lo que los capitales y coberturas pueden y deben estar perfectamente delimitados.

- Declare de acuerdo al cuestionario al que sea sometido con exactitud y sinceridad. No oculte nunca información que pueda parecerle relevante. En caso de siniestro, si el riesgo era más grave del que se declaró, la compañía puede reducir la indemnización de forma legal.

- Tenga en cuenta que no existe ninguna Póliza en el mercado que cubra totalmente los daños o desperfectos que sufran los bienes asegurados por falta de conservación o mantenimiento, las averías ni las simples roturas accidentales (salvo, generalmente, lunas y cristales).

4.- Dos consejos muy importantes

- Vigile la posible situación de infraseguro:

o QUÉ ES: El infraseguro es aquella situación que se produce cuando el capital asegurado en póliza es inferior a lo que realmente cuestan las cosas aseguradas. Es una situación que se produce sobre todo al asegurar el contenido.

o CUÁLES SON SUS CONSECUENCIAS: Cuando se detecta infraseguro, la aseguradora aplica lo que se llama "Regla de Proporcionalidad". Según esta regla, el daño se indemniza en proporción al capital asegurado.

o CÓMO SE SOLUCIONA: Cuando fijemos el capital asegurado en póliza, debemos pararnos a reflexionar. Evaluemos bien el ajuar y las mercancías teniendo en cuenta las posibles fluctuaciones de las mismas (si una heladería contrata un seguro en invierno poniendo como mercancías fijas el stock que tiene es ese momento y sin tener en cuenta lo que tendrá en verano con seguridad caerá en una situación de infraseguro llegado el siniestro en esa época) .

- Evite la posible situación de sobreseguro.

o QUÉ ES: El sobreseguro es aquella situación que se produce cuando el capital asegurado en póliza es superior a lo que realmente cuestan las cosas aseguradas. Es una situación que se produce sobre todo al asegurar el continente.

o CUÁLES SON SUS CONSECUENCIAS: En caso de sobreseguro, la aseguradora simplemente nos indemnizará, como máximo, el valor de reposición, obviando el exceso que hemos tenido asegurado de forma improcedente. No obstante, no debemos olvidar que sí hemos pagado prima por esos miles de euros de más que hemos tenido asegurados.

o CÓMO SE SOLUCIONA: Los valores de construcción son los asegurables para el continente de nuestro comercio. Asimismo una buena evolución de nuestro ajuar y mercancías nos dará una cifra realmente adecuada. No olvide, al menos una vez al año, repasar estos valores para que siempre estén perfectamente facilitados al asegurador. En cualquier momento, una variación de las cantidades aseguradas al alza o a la baja puede ser solicitada, generándose el correspondiente suplemento a la póliza.

5.- En caso de siniestro:

En caso de tener un siniestro de la naturaleza que sea en su vivienda, recomedamos tres cosas fundamentales:

Tome con carácter urgente las medidas necesarias para aminorar las consecuencias del siniestro.

Contacte con el servicio de reparaciones, cuyo teléfono debió haberle sido facilitado en el momento de contratar la póliza.

Contacte con su mediador de seguros para que controle, supervise y direcciones todo el proceso.