Inicio Particulares Comunidad
PDF Imprimir Mail

MULTIRRIESGO DE COMUNIDADES

 

 

 

¿Qué es un seguro de comunidades?

El seguro de comunidades es en realidad la suma de muchos seguros que cubren un interés común. Por eso se denomina "multirriesgo".

 

¿Por qué contratar un seguro de comunidades?

Hoy en día, la mayoría de los inmuebles tienen concertada una póliza de comunidades. Los bienes asegurados son de tal importancia para los propietarios, y los daños que pueden causarse a terceros son tan variados, que pocas son las comunidades que renuncian a su contratación.

 

¿Qué hay que tener en cuenta cuando se contrata una póliza de comunidades? comunidad - 12

Cuando se contrata una póliza de comunidad, lo más importante es

1.- Fijar correctamente el capital asegurado en la garantía de continente.

En todos los seguros es importante fijar de forma correcta los capitales asegurados, pero especialmente en el de comunidades esto es bastante relevante, porque en caso de infraseguro, los perjudicados serían todos los miembros de la comunidad.

En el momento de fijar los capitales, hay que tener en cuenta que hay dos enfoques posibles:

- o bien tenemos en cuenta sólo las zonas comunes,

- o bien tenemos en cuenta las zonas comunes y privativas, asegurando de esta manera las viviendas de cada copropietario.

Nuestra recomendación es fijar los capitales atendiendo a las zonas comunes, y que cada copropietario se encargue de asegurar su vivienda aparte, íntegramente, y no con carácter complementario a la de la comunidad, porque no todos los copropietarios están siempre atentos a los cambios que se pueden realizar en la póliza de la comunidad, y en caso de siniestro se pueden producir sorpresas desagradables, sobre todos por situaciones de infraseguro.

 

2.- Contratar una garantía de responsabilidad civil lo más elevada posible, ya que los daños que se pueden causar a los propios vecinos y a los edificios colindantes pueden llegar a ser cuantiosos en caso de un siniestro grave, y si el capital contratado es insuficiente, los vecinos deberán responder con su patrimonio de forma proporcional, con independencia de su responsabilidad directa en la causación del daño.

 

3.- Si la comunidad tiene garaje, hay que tener muy en cuenta los daños que se puedan causar a los vehículos, ya que pueden llegar a ser muy elevados.